tg-lemona-jun-2006-2.jpg

                                                                         Debido al alcohol, el conductor no aprecio claramente entre la carretera y la acera, a la altura de la señal de cambio de sentido, empieza un puente sobre el río, protegido por una barandilla ligera.Si algún peatón hubiera estado en la acera en ese momento, no podría haber evitado el ser atropellado, al no tener ninguna vía de escape.El conductor, después del choque abandono el vehículo, huyendo del lugar, no disponía de seguro, y estaba bajo influencia del alcohol.